¿Son las viviendas imprimibles el futuro?

Son las viviendas imprimibles el futuro

La primera vivienda imprimible se construyó en España hace casi seis años, gracias a impresora 3D en hormigón en un experimento realizado por la Universidad Politécnica de Valencia. Este experimento ha provocado que este tipo de construcciones se hayan hecho más famosas. En este artículo, te hablamos de si ¿son las viviendas imprimibles el futuro?.


Inicio de las viviendas 3D

La investigación comenzó en los años 80, pero nadie quería invertir en viviendas 3D en ese momento. En el año 2005 todo cambió, ya que las impresoras 3D pasaron a tener un código abierto accesible a todo el mundo.

Dese ese momento muchas empresas empezaron a patentar sus propia impresoras para que cualquier persona pueda tener esta tecnología en su vivienda. Lo que ha provocado que el sector inmobiliario también se viera inmerso en la impresión de viviendas y edificios enteros, además de componentes individuales para las mismas construcciones.


Ventajas de las construcciones en 3D

A continuación te explicamos de forma detallada las ventajas de las construcciones en 3D

  1. Ahorro logístico, se reduce de forma considerable la plantilla de profesionales que se dedican a la construcción de viviendas
  2. Los costes se reducen casi a la mitad a la hora de construir las viviendas, siempre que las impresoras sean de alta gama
  3. Las impresoras 3D son capaces de trabajar con gran rapidez, siendo capaces de construir decenas de viviendas en 24 horas.

Desventajas de las construcciones en 3D

Te hablamos de las principales desventajas de las construcciones en 3D

  1. Se continúan necesitando especialistas que terminen de perfilar la vivienda, que añadan techos de paneles prefabricados, ventanas y puertas, grifos e impermeabilizar toda la estructura.
  2. Las impresoras 3D más básicas, no son lo suficientemente capaces para levantar un edificio de varias plantas.
  3. Muchas de estas impresoras no cumplen con los permisos necesarios para poder construir.
  4. La falta de conocimiento y la desconfianza que aún generan este tipo de viviendas.

¿Llegará el día en que vivamos en casas fabricadas en 3D?

La respuesta es que sí, ya que los expertos aseguran que las nuevas tecnologías avanzan cada vez más rápido. Y que la evolución de las máquinas y de los materiales será beneficiosa para todos.

Las opciones de vivir en una casa construida por una impresora tridimensional deben mejorar hasta contar con una tecnología sostenible. A pesar de esto, los expertos coinciden en que cada vez más se deberá usar tecnología robótica que proporcione unas construcciones eficaces y aporten seguridad a los trabajadores.

En un futuro casi el 20% de los países desarrollados podrá contar con viviendas impresas, lo que supondrá un paso en el desarrollo para el sector inmobiliario.


Esperamos que este artículo, te haya servido para conocer si ¿son las viviendas imprimibles el futuro?. Si estas interesado en vender tu vivienda sin comisiones visita nuestra web.