Cuáles son las funciones de un agente inmobiliario

Cuales son las funciones de un agente inmobiliario

En todo sector hacen falta profesionales dedicados a el, para que desarrollen las correspondientes tareas que se le asocian. En el caso del sector inmobiliarios estos profesionales son los agentes inmobiliarios. Por ello, en este artículo te vamos a explicar cuáles son las funciones de un agente inmobiliario.

¿Qué es un agente inmobiliario?

Un agente inmobiliario es aquella persona que se encarga de la venta de propiedades, de visitarlas y enseñarlas a futuros compradores, de rellenar el papeleo relacionado con la compra y con la venta de una vivienda, evalúa el mercado inmobiliario y ejerce de gestor y asesor inmobiliario.

Como se ha podido comprobar con los descrito anteriormente un agente inmobiliario suele tocar todos los aspectos relacionados con el sector inmobiliario. Un buen agente inmobiliario sabe mostrar sus mejores virtudes para destacar entre el resto.

Principales funciones de un agente inmobiliario

  1. Funciones administrativas
  2. Tareas comerciales
  3. Labores de negociación

Funciones de un agente inmobiliario

Dependiendo de si el agente trabaja en una ciudad pequeña o una ciudad grande o en una agencia pequeña o grande no realizara las misma cantidad de tareas, pero si que tendrá las mismas funciones. A continuación te explicamos cuáles son las funciones de un agente inmobiliario.

1. Funciones administrativas

Un agente inmobiliario tiene muchas funciones de tipo administrativo, pues se tienen que encargar de redactar contratos de compra-venta, lidiar con la notaria y lidiar con representantes legales entre otros.

Por otro lado, deben de conocer las leyes que afectan a cada municipio y saber que normativas de arrendamiento son legales cuáles no son.

Además de conocer dichas normas, es necesario plasmarlas en los documentos a la hora de redactar los contratos con los clientes.

2. Tareas comerciales

En las tareas comerciales se incluyen aquellas relacionadas con la venta de casas, esta parte es la que más gusta a los agentes, pues su reputación de buen vendedor y parte de su salario dependen de ella.

Las tareas comerciales incluyen cuestiones como el trato con los clientes para gestionar el precio del inmueble, realizar visitas a la vivienda y poner la vivienda a la venta en plataformas digitales y bases de datos.

Y por último en relación a las tareas comerciales, los agentes inmobiliarios tienen que encargarse de captar nuevos clientes y conseguir nuevos contratos con ellos.

3. Labores de negociación

Las labores de negociación son las que van relacionadas con el proceso de firmar una venta. Para firmar una venta es necesario un trabajo previo, como hacer muchas llamadas y visitas de negociación, para finalmente conseguir la venta.

Las funciones de negociación son las más específicas y en las que más destacan los mejores agentes inmobiliarios. Para ello deben saber definir a un cliente del sector, saber proporcionar una vivienda a través del telemarketing o mediante leads inmobiliarios.

Por último para negociar adecuadamente es necesario conocer las necesidades de los potenciales clientes y empatizar con los clientes, es decir, saber ponerse en su piel.

Requisitos de un agente inmobiliario

En España para poder ejercer como agente inmobiliario no es necesario poseer ningún titulo ni licencia para ello. Pero si que es necesario cumplir una serie de requisitos, como ser una persona empática, destacar como comercial, tener buen trato con los clientes, ser paciente, buen profesional y buen investigador.

Esperamos que este artículo te hay servido para conocer cuáles son las funciones de un agente inmobiliario. Si estas buscando vender tu piso o casa visita nuestra web.