Cómo evitar las cláusulas abusivas con una inmobiliaria

Como evitar las clausulas abusivas con una inmobiliaria

No existe un solo modelo de contrato inmobiliario entre una agencia y cliente. Cada profesional tiene su propia forma de realizar el contrato. Por tanto, ¿Cómo se puede garantizar que un contrato está a prueba de cualquier demanda posterior? ¿Y cuáles son las consecuencias de incluir cláusulas abusivas?. En este artículo te explicamos cómo evitar las cláusulas abusivas con una inmobiliaria.

Según la ley, las cláusulas abusivas son aquellas estipulaciones contractuales que no han sido negociadas de forma individual por el consumidor y que, en contra de la buena fe, causan un prejuicio al consumidor. Es decir, causan un desequilibrio importante en los derechos y obligaciones que se derivan del contrato.


Causas principales de las cláusulas abusivas

Una de las principales causas se suele dar cuando la inmobiliaria ofrece un contrato cerrado al cliente, exponiéndole las razones de que lo llevan usando durante mucho tiempo y que ellos trabajan así.

Usar las mismas cláusulas para todos los clientes sin admitir modificación alguna, es causa suficiente para considerar que hay abuso de poder y tener la posibilidad de que el contrato se declare nulo.

Por otro lado, el contrato debe estar redactado en lenguaje claro, el cliente debe poder negociar las cláusulas y además de constar de que ha entendido el contenido del contrato. La inmobiliaria debe ser capaz de explicar con detalle todos los derechos y obligaciones que están contrayendo antes de la firma.


Consecuencias de las cláusulas abusivas

La consecuencia de una cláusula abusiva es la nulidad de esta o de todo el contrato. Lo habitual es que el cliente solicite que el profesional no tiene derecho a cobrar sus honorarios por nulidad del contrato. En muy pocas ocasiones se solicitan daños y perjuicios.


Cómo evitar cláusulas abusivas

El primer paso para evitar cláusulas abusivas es leer detenidamente el contrato de la agencia y asegurarte de que has entendido todos los puntos y que no se hay ningún error. Es decir, hay que leer el contrato a conciencia, para intentar identificar temas poco claros y modificar todas aquellas cláusulas que puedan crear problemas.


Esperamos que este artículo te haya servido para conocer cómo evitar las cláusulas abusivas con una inmobiliaria. Si estas interesado en vender tu piso o casa visita nuestra web.