¿Cuál es la casa más cara del mundo?

antilia casa mas cara del mundo

Es una paradoja que la casa más cara del mundo, según la revista Forbes, se encuentre en Bombay. En esta ciudad más de la mitad de los residentes viven en los suburbios. Esta villa cuenta con más de 37.0000 metros cuadrados, se llama Antilia y pertenece a Mukesh Ambani, el hombre más rico de la India. El nombre de Antilia pertenece a una de las islas míticas ubicadas en el océano Atlántico. Se trata de un rascacielos residencial, que tiene 168 metros de altura y fue construido desde cero. La casa se ubica en Altamound Road, una de las calles más caras del mundo a pesar de estar cerca de barrios marginales. 

¿Cómo es la vivienda más cara del mundo?

Los más afortunados que han podido pisar su costoso suelo de mármol, aseguran que el edificio cuenta con un salón dedicado a la salud, un gimnasio, una piscina interior, un estudio de danza, una sala de cine para 50 personas, una planta dedicada solo a helados, estudios de yoga, un parking para 160 coches, un jardín colgante de 4 plantas con árboles y un helipuerto con capacidad para 3 helicópteros. También posee una sala de nieve, que está continuamente produciendo copos de nieve artificiales todos los días del año.

Había muchas especulaciones sobre el valor de la casa y sobre si sus dueños habitaban en ella o no, hasta que al fin alguien de la casa habló, y esta fue Ambani, Nita, la mujer de Mukesh. 

En la revista Vanity Fair dijo que la vivienda tenía un diseño basado en las flores de loto y el sol. Está decorada con materiales exóticos entre los que se incluyen madera, mármol, madreperla y cristal. Todos estos materiales estuvieron hechos a mano de artesanos indios.

“Es moderna con un corazón Indio”, añade Ambani. Eso sí, todas las plantas son diferentes en cuanto a decoración y ella se encargó de que la ostentación nunca se repitiera.. Confirmó, además, que esta mansión es su lugar de residencia habitual. 

El edificio tiene 47 plantas, por lo que la vivienda consta de 9 ascensores, algo que agradecerán los más de 600 trabajadores del edificio.

Dejando a un lado los ostentos, la mansión también cuenta con una zona espiritual para rezar. No solo cuenta con este espacio con un templo, sino que también el interior se diseñó y decoró con la influencia de Vaastu, una antigua doctrina hinduista que trata sobre la influencia de las leyes de la naturaleza en construcciones humanas y que hace que fluya la energía positiva por todo el edificio. Es llamado por muchas personas “El Taj Mahal del siglo XXI”.

Aunque los Ambani consideran toda la torre como su hogar, la vida familiar se hace principalmente en las últimas plantas, puesto que da más el sol y por eso la casa es un gran edificio que se eleva desde un gran jardín.

Los Ambanis son vegetarianos y abstemios, sirven vino solo en ocasiones especiales y las comidas las sirven vegetarianas o carnívoras depende de lo que coman sus invitados.

La especulación que hay sobre su precio ronda por los 1000 millones de dólares, una cifra que solo está al alcance de muy pocos bolsillos. 

¿Cuál es tu parecer del edificio, realmente vale esos millones?